Animación / FX

Animaciones de la productora

Javi García (1987, Mula) vivió el Real Madrid de los Galácticos y el despegue del Manchester City. Dos clubes que se enfrentan este martes en el partido de ida de las semifinales de la Liga de Campeones y que el futbolista español conoce muy bien. «Por supuesto que lo voy a ver», reconoce con una sonrisa el centrocampista, que atiende al Diario AS desde Oporto para hablar de la eliminatoria de Champions y de su paso por ambos equipos.

-Llega al Real Madrid con 13 años, ¿cómo lo recuerda?

Me fui sólo a Madrid y viví en el colegio SEK de Villafranca del Castillo con 20 chavales hasta que salté al Real Madrid Castilla. Desde que llegué hasta que salí con 17 fue complicado. Ahora veo a niños de 13 años y digo… ¡son unos niños!, así fui yo a Madrid. Había días que te daba la morriña y no te querías levantar de la cama, pero aguanté -hubo compañeros que no aguantaron-. También hubo momentos bonitos…



Vivió el Real Madrid de los Galácticos y el despegue del Manchester City. Dos clubes que se enfrentan este martes en el partido de ida de las semifinales de la Liga de Campeones y que el futbolista español conoce muy bien. «Por supuesto que lo voy a ver», reconoce con una sonrisa el centrocampista, que atiende al Diario AS desde Oporto para hablar de la eliminatoria de Champions y de su paso por ambos equipos.

Llega al Real Madrid con 13 años, ¿cómo lo recuerda?

Me fui sólo a Madrid y viví en el colegio SEK de Villafranca del Castillo con 20 chavales hasta que salté al Real Madrid Castilla. Desde que llegué hasta que salí con 17 fue complicado. Ahora veo a niños de 13 años y digo… ¡son unos niños!, así fui yo a Madrid. Había días que te daba la morriña y no te querías levantar de la cama, pero aguanté -hubo compañeros que no aguantaron-. También hubo momentos bonitos…

Javi García (1987, Mula) vivió el Real Madrid de los Galácticos y el despegue del Manchester City. Dos clubes que se enfrentan este martes en el partido de ida de las semifinales de la Liga de Campeones y que el futbolista español conoce muy bien. «Por supuesto que lo voy a ver», reconoce con una sonrisa el centrocampista, que atiende al Diario AS desde Oporto para hablar de la eliminatoria de Champions y de su paso por ambos equipos.

Un mar de impresiones

Javi García (1987, Mula) vivió el Real Madrid de los Galácticos y el despegue del Manchester City. Dos clubes que se enfrentan este martes en el partido de ida de las semifinales de la Liga de Campeones y que el futbolista español conoce muy bien. «Por supuesto que lo voy a ver», reconoce con una sonrisa el centrocampista, que atiende al Diario AS desde Oporto para hablar de la eliminatoria de Champions y de su paso por ambos equipos.

Javi García (1987, Mula) vivió el Real Madrid de los Galácticos y el despegue del Manchester City. Dos clubes que se enfrentan este martes en el partido de ida de las semifinales de la Liga de Campeones y que el futbolista español conoce muy bien. «Por supuesto que lo voy a ver», reconoce con una sonrisa el centrocampista, que atiende al Diario AS desde Oporto para hablar de la eliminatoria de Champions y de su paso por ambos equipos.

Javi García (1987, Mula) vivió el Real Madrid de los Galácticos y el despegue del Manchester City. Dos clubes que se enfrentan este martes en el partido de ida de las semifinales de la Liga de Campeones y que el futbolista español conoce muy bien. «Por supuesto que lo voy a ver», reconoce con una sonrisa el centrocampista, que atiende al Diario AS desde Oporto para hablar de la eliminatoria de Champions y de su paso por ambos equipos.

"La situación es que se quiere ir del equipo. Me lo ha dicho en una charla privada que hemos tenido. Le hemos dado todo, yo y el club, pero no podemos pelearlo más debido a las sanciones. Sin esas sanciones, al menos podríamos seguir peleándolo, pero tenemos las manos atadas en este momento. No nos lo tomamos como algo personal, es su decisión", afirmó hace unas horas Tuchel, lamentándose por la decisión de su jugador.

Todo parece encaminado. Rüdiger está a un paso de firmar con el Real Madrid. Sólo preocupan sus exigencias. El alemán ha rechazado un salario de 12,2 millones fijos por temporada en el Chelsea. El club inglés pensaba que un sueldo de 236.000 euros semanales iba a ser suficiente para convencerle, pero finalmente lo rechazó. Desde las oficinas del Santiago Bernabéu se han puesto manos a la obra, no hay tiempo que perder. Cerrar a Rüdiger es ahora la prioridad del club blanco.

LA INDIA

«La situación es que se quiere ir del equipo. Me lo ha dicho en una charla privada que hemos tenido. Le hemos dado todo, yo y el club, pero no podemos pelearlo más debido a las sanciones. Sin esas sanciones, al menos podríamos seguir peleándolo, pero tenemos las manos atadas en este momento. No nos lo tomamos como algo personal, es su decisión«, afirmó hace unas horas Tuchel, lamentándose por la decisión de su jugador.

Todo parece encaminado. Rüdiger está a un paso de firmar con el Real Madrid. Sólo preocupan sus exigencias. El alemán ha rechazado un salario de 12,2 millones fijos por temporada en el Chelsea. El club inglés pensaba que un sueldo de 236.000 euros semanales iba a ser suficiente para convencerle, pero finalmente lo rechazó. Desde las oficinas del Santiago Bernabéu se han puesto manos a la obra, no hay tiempo que perder. Cerrar a Rüdiger es ahora la prioridad del club blanco.

ECOSYSTEM

Positive growth.

Nature, in the common sense, refers to essences unchanged by man; space, the air, the river, the leaf. Art is applied to the mixture of his will with the same things, as in a house, a canal, a statue, a picture. But his operations taken together are so insignificant, a little chipping, baking, patching, and washing, that in an impression so grand as that of the world on the human mind, they do not vary the result.

Wind turbines standing on a grassy plain, against a blue sky.
The sun shining over a ridge leading down into the shore. In the distance, a car drives down a road.

Undoubtedly we have no questions to ask which are unanswerable. We must trust the perfection of the creation so far, as to believe that whatever curiosity the order of things has awakened in our minds, the order of things can satisfy. Every man’s condition is a solution in hieroglyphic to those inquiries he would put.

Bosque.

Hasta un niño sabe lo valioso que es el bosque. El fresco e impresionante olor de los árboles. El eco de los pájaros volando por encima de esa densa magnitud. Un clima estable, una vida diversa y sostenible y una fuente de cultura. Sin embargo, los bosques y otros ecosistemas penden de un hilo, amenazados de convertirse en tierras de cultivo, pastos y plantaciones.